La Buena Semilla: Viernes 14 Septiembre
Viernes
14
Septiembre
Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, ni desmayes cuando eres reprendido por él; porque el Señor al que ama, disciplina... Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?
Hebreos 12:5-7
Dios sabe qué necesitamos

«A los 14 años acepté al Señor Jesús como mi Salvador. Lo seguí durante varios años, pero a los 18 me «lancé» a los placeres malsanos y tuve una vida disoluta. Me fui como voluntario a prestar el servicio militar en África. Quería alejarme de Lyon, mi pueblo natal, ¡ir lejos de Dios! En el momento de salir, mi padre me dijo llorando: «Valentin, no podemos burlarnos de Dios», y me citó este versículo de la Biblia: “Todo lo que el hombre sembrare, eso también segará” (Gálatas 6:7). Este versículo me siguió durante aquel largo viaje en barco y en avión hasta llegar a África.

Al año siguiente, después de muchas peripecias, un africano me interpeló y me invitó un domingo a una capilla de su pueblo en la sabana, a escuchar a un predicador cristiano. El Señor volvió a tocar mi corazón. El miércoles siguiente tuve un accidente automovilístico que me dejó más de dos meses en coma. Después de varias operaciones tuve que aprender nuevamente a caminar, a hablar y a comer solo. En mis años de parálisis a veces tuve momentos de desánimo, pero Dios fue un consolador poderoso en mi prueba. Todavía llevo las secuelas visibles de aquel terrible accidente, pero con la ayuda de Dios trato de servirle, a pesar de mi discapacidad física, y puedo decir, después de más de 45 años, que Dios ha sido fiel. “El Señor al que ama castiga, como el padre al hijo a quien quiere” (Proverbios 3:12).

Valentin

Jeremías 47 - 2 Corintios 3 - Salmo 105:23-36 - Proverbios 23:12