La Buena Semilla: Martes 4 Septiembre
Martes
4
Septiembre
Recibieron la palabra (de Dios) con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.
Hechos 17:11
Referencia infalible

Hace mucho tiempo un inspector preguntó a la jefa de una oficina de correos: «¿Regula cada día la hora según la radio?

–No, respondió ella, la regulo según el reloj de la alcaldía, que está en frente».

El inspector fue al ayuntamiento y preguntó al portero: «¿Su reloj marca la hora exacta?». El hombre le respondió: «La regulo según el reloj de la oficina de correos, y veo que no varía. Sabe, ¡los carteros siempre tienen la hora exacta!».

De esta manera cada uno estaba seguro de tener la hora correcta, fiándose del vecino de enfrente. ¡Qué garantía tan precaria!

Amigos cristianos, si regulamos nuestra conducta según la de nuestros hermanos o hermanas en la fe, corremos el riesgo de equivocarnos. Nuestra única norma, infalible para conducirnos en obediencia a Dios, es la Biblia. ¿La leemos cada día? La Palabra de Dios, guía segura, nos revela a Jesús, el enviado de Dios, el Mesías. Nos invita a no conformarnos a los principios de vida que guían al mundo de hoy, sino a ser imitadores de Dios y a seguir el ejemplo de Cristo: “Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros” (Efesios 5:1-2). “Si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado” (1 Juan 1:7).

¿Cuáles serán nuestras referencias?

“Para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, seáis plenamente capaces... de conocer el amor de Cristo” (Efesios 3:17-19).

Jeremías 36 - 1 Corintios 11:23-34 - Salmo 103:13-18 - Proverbios 22:20-21