La Buena Semilla: miércoles 6 junio
miércoles
6
junio
Prepárate para venir al encuentro de tu Dios. Buscad al que... vuelve las tinieblas en mañana
Amós 4:12; 5:8
La última puerta

Todos los hombres se dirigen inexorablemente hacia la «última puerta». Esta los lleva a una salida determinada por su decisión personal: vivirán eternamente con Dios o estarán definitivamente alejados de su presencia y del conocimiento de su amor. “Dios es amor” (1 Juan 4:8), y nos dio la posibilidad de conocer la profundidad de ese amor en la cruz donde Jesús, su Hijo, fue crucificado por los hombres. Despreciar o rechazar esa oferta de Dios es permanecer eternamente sin ese amor divino.

Dios se interesa por usted así como por los millones de personas que viven en la tierra. ¡Su vida tiene un sentido! Nacer, vivir, morir... ¡Este no es el fin! Ante la cercanía de la muerte, de esa última puerta, ¿solo experimenta una vaga angustia? ¿No se hace preguntas sobre ese futuro cercano o lejano? Usted tiene un alma, una inteligencia que puede hacerse preguntas, ¡no trate de ignorarlas! ¡Busque a Dios!

Entonces comprenderá el porqué de su vida en la tierra. Ahora Dios le pide que se prepare para ir a su encuentro. “De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16). Hoy, cada uno de nosotros es responsable de recibir ese don de Dios. “El que tiene al Hijo, tiene la vida” (1 Juan 5:12).

Unido a Jesucristo el Hijo de Dios, por la vida eterna, el creyente atravesará con él esa «última puerta». ¡Es un pasaje inmediato, en un abrir y cerrar de ojos, a la presencia de Dios, y la fe ya lo entrevé!

Levítico 16 - Romanos 12 - Salmo 68:15-20 - Proverbios 16:27-28