La Buena Semilla: sábado 30 diciembre
sábado
30
diciembre
El Señor... es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.
2 Pedro 3:9
Venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma.
Isaías 55:3
Dios lo está esperando
Lucas 15:11-24: Parábola del hijo pródigo

Desde lo más profundo de su miseria, después de haber reflexionado, el joven de la parábola decidió actuar, regresar a la casa de su padre y decirle: “Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo”. Mediante este relato, Jesucristo nos enseña cómo ir a Dios. Nos dice que Dios está listo para recibirnos, que nos ama como un padre. “...He pecado... contra ti”, son las palabras que Dios espera del hombre. Efectivamente, ¡todos hemos pecado contra Dios! “No hay justo, ni aun uno” (Romanos 3:10).

¿Su pasado o su presente le agobia? ¿Se siente solo, desanimado, perdido? ¿Quizá piensa haber ido demasiado lejos en el pecado y la injusticia? ¿Ha vivido como si Dios no existiese, dándole la espalda? Todavía hoy, Dios le tiende sus brazos, y así como ese padre estaba esperando a su hijo indigno, le espera con un corazón lleno de bondad. ¡Su perdón es gratuito! Dios, en su misericordia, quiere otra vida para usted: ¡no tarde en ir a él! ¡Dios invita a cada persona a dar ese paso!

La mirada de fe al que
ha muerto en la cruz,
Infalible la vida te da;
Mira pues, pecador, mira pronto a Jesús,
Y tu alma la vida hallará.
¡Vé, vé, vé a Jesús!
Que si miras con fe al que
ha muerto en la cruz,
Al momento la vida tendrás.

Malaquías 2 - Apocalipsis 21:15-27 - Salmo 149 - Proverbios 31:10-24