La Buena Semilla: viernes 15 septiembre
viernes
15
septiembre
He aquí, Dios es grande, y nosotros no le conocemos, ni se puede seguir la huella de sus años.
Job 36:26
Dios es amor.
1 Juan 4:8
Dios es grande

Las palabras no son suficientes para expresar la grandeza de Dios. En la Biblia, Job dice: Dios “hace cosas grandes e inescrutables, y maravillas sin número” (Job 5:9). La mente humana solo puede comprender muy parcialmente lo que Dios hace. El universo donde vivimos demuestra la grandeza del Creador. Detrás de la belleza de la naturaleza se esconden una complejidad y una inteligencia maravillosas.

Si Dios es grande en lo que se refiere a su poder creador, ¡cuánto más con respecto a su amor! La Biblia habla del inmenso amor con el que nos amó “aun estando nosotros muertos en pecados” (Efesios 2:4-5). No había nada en nosotros que pudiese justificar, explicar o motivar el amor de Dios por nosotros. A sus ojos todos estábamos, por naturaleza, sucios por el pecado. ¡Era necesario que el amor de Dios fuese grande para enviar a su Hijo a la tierra, donde se dejó crucificar después de haber soportado el odio de los hombres a quienes venía a salvar!

Cristo fue clavado en la cruz para soportar en nuestro lugar el juicio del Dios santo contra el pecado. “Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos” (Romanos 5:6).

“Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” (Juan 1:12).

“El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida” (Juan 5:24).

2 Crónicas 31 - 2 Corintios 4 - Salmo 105:37-45 - Proverbios 23:13-14