La Buena Semilla: Sábado 25 Enero
Sábado
25
Enero
Jesús les dijo: ¿Qué pláticas son estas que tenéis entre vosotros mientras camináis, y por qué estáis tristes?
Lucas 24:17
Vosotros ahora tenéis tristeza; pero os volveré a ver, y se gozará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestro gozo.
Juan 16:22
Estáis tristes
Lectura propuesta: Lucas 24:13-35

Los dos discípulos que iban a Emaús estaban tristes porque habían perdido al Maestro a quien amaban, y también porque estaban decepcionados: esperaban que Jesús estableciera el reino de Dios en la tierra... pero Jesús había muerto crucificado. Podemos comprenderlos. Cuando perdemos a un ser querido, o cuando nuestras esperanzas son decepcionadas, la tristeza nos invade.

Mas Jesús ya no estaba en la tumba, había resucitado. Sin darse a conocer, se acercó a ellos y los escuchó. “Estáis tristes”, les dijo. Jesús ve si estamos tristes o felices, airados o apacibles, colmados o decepcionados. Y él viene a «caminar con nosotros», a hablar a nuestro corazón, a hacernos tomar consciencia de las razones de nuestra tristeza.

A veces tenemos la impresión de que él no ha respondido a nuestra expectativa, y nuestra fe se debilita. ¿Cómo volver a confiar y a hallar ese gozo que Jesús promete? Hablándole de lo que nos entristece y escuchándolo, como lo hicieron los dos discípulos. ¿Cuál fue el resultado? El Señor hizo «arder» su corazón, les enseñó a conocerlo mejor, y finalmente abrió sus ojos. Su tristeza desapareció y su gozo fue tal que, olvidando su cansancio, volvieron a Jerusalén esa misma noche, para compartir su alegría con los otros discípulos.

Tu presencia es el bien supremo;
Tu amor jamás se agota;
Tu corazón dispensa a los que ama
Reposo, felicidad, perfecta paz.

Génesis 28 - Mateo 16:1-12 - Salmo 17:1-5 - Proverbios 5:1-6