La Buena Semilla: sábado 25 agosto
sábado
25
agosto
Buscad al Señor mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.
Isaías 55:6
¿Dónde está la verdadera paz?

¿Está usted decepcionado de la vida, cansado de sus fracasos? ¿Se siente desengañado? ¿Está buscando el verdadero amor? ¿En dónde podemos hallarlo si no es en la fuente de donde emana? “Dios es amor”, dice la Biblia (1 Juan 4:8), y Él nos lo demostró: “De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16). Su amor abarca toda la humanidad y al mismo tiempo se dirige a usted de forma personal. Dios entregó a su Hijo, a Jesucristo, por usted. Sufrió en la cruz el juicio por sus pecados para que usted pudiese conocer su amor. Dios hizo todo y lo dio todo para ello. ¡Solo tiene que creerlo!

¿Usted aspira a la verdadera paz? Está basada en Jesús, quien sufrió terriblemente en la cruz. Responda a su voz, que lo invita diciendo: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” (Mateo 11:28).

Jesús desea vivir en usted, conducir su vida. Antes de la crucifixión dijo a sus discípulos: “La paz os dejo”. Iba a llevar sobre sí mismo todo el peso de nuestros pecados para darnos la paz de la conciencia. Luego añadió: “Mi paz os doy”, es decir, la paz que le dará si usted cree en él, si descansa en él. Además agregó: “Yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo” (Juan 14:27).

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús” (Filipenses 4:6-7).

Jeremías 28 - 1 Corintios 3 - Salmo 99:6-9 - Proverbios 22:3-4