La Buena Semilla: Viernes 13 Julio
Viernes
13
Julio
En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia.
Efesios 1:7
Si vosotros permaneciereis en mi palabra... conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.
Juan 8:31-32
La esclavitud (1)

Harriet Beecher-Stowe nació en Estados Unidos en 1811 y quedó huérfana desde muy joven. Cuando tenía veinte años se fue a vivir en Ohio; allí se casó, y luego tuvo la inmensa tristeza de perder un hijo a causa del cólera. Pidió al Señor que permitiese que esa prueba la hiciera capaz de hacer el bien a otros.

En esa época el país estaba dividido entre los partidarios de la esclavitud y los que, como ella y su familia, la denunciaban. Como su casa estaba ubicada en la vía que conducía a la libertad, hacia Canadá, Harriet tuvo la oportunidad de alojar a varios fugitivos. Indignada por el tráfico de esclavos y sus condiciones de vida inhumanas, escribió varios artículos en un periódico, luego dedicó un libro a esta causa: «La cabaña del tío Tom». Esta obra, que describe con realismo la triste condición de los esclavos, tuvo gran éxito en el año 1852.

Cuando los esclavos lograban llegar a Canadá, eran libres, y sus amos ya no podían hacer valer ningún derecho sobre ellos.

Todos los hombres, conscientes o no, son esclavos de sus deseos, e incluso del diablo. Pero el que cree en el Señor Jesús halla la libertad, porque Jesús lo redimió al precio de su sangre vertida en la cruz.

¡Nos compró para él! Por gracia estamos libres de aquel que nos tenía cautivos. ¡Somos realmente libres! Aún más, pertenecemos a Cristo quien nos amó, ¡pertenecemos a nuestro poderoso Redentor!

Números 23 - Lucas 4:1-15 - Salmo 83:1-8 - Proverbios 19:11-12