La Buena Semilla: Sábado 5 Mayo
Sábado
5
Mayo
No te afanes por hacerte rico; sé prudente, y desiste. ¿Has de poner tus ojos en las riquezas, siendo ningunas? Porque se harán alas como alas de águila, y volarán al cielo.
Proverbios 23:4-5
Un hombre insensato
Algunas parábolas (10): Lucas 12:13-21

Resumen: Un hombre se había enriquecido. Quiso construir nuevos graneros para sus cosechas. Y dijo a su alma: “Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate. Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será?”.

Significado: Existen dos maneras de ser rico: como este hombre insensato, podemos ser ricos en bienes terrenales acumulados egoístamente. Pero también podemos ser enriquecidos por Dios mismo; no por nuestros propios méritos, sino recibiendo lo que Dios mismo nos da: su justicia, su perdón, una conciencia tranquila y una esperanza eterna.

Aplicación: El Señor refirió esta parábola porque alguien le había hecho una pregunta con respecto a la herencia. Él aprovechó para poner al descubierto la raíz del desacuerdo: la avaricia y el deseo de tener cada vez más. “Raíz de todos los males es el amor al dinero” (1 Timoteo 6:10). Hay algo mucho más importante que acumular bienes para el corto tiempo de nuestro paso por la tierra. ¡Pensemos en nuestra alma, y entonces nos ocuparemos de cosas a largo plazo! ¿Tenemos la vida eterna? Dios califica de insensato a aquel que no se preocupa por ella.

La verdadera previsión consiste en depositar nuestra confianza en Dios. Él conoce nuestras necesidades diarias: “Vuestro Padre sabe que tenéis necesidad de estas cosas” (Lucas 12:30). Pongamos sus intereses en primer lugar, y él se ocupará de nuestras preocupaciones diarias.

Isaías 49 - Marcos 7:24-37 - Salmo 52 - Proverbios 14:33-34