La Buena Semilla: sábado 23 diciembre
sábado
23
diciembre
Siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús.
Romanos 3:24
La fe sin obras es muerta... la fe se perfeccionó por las obras.
Santiago 2:20, 22
Al pie de la letra

En el siglo 19, una gran miseria había invadido algunos barrios de las grandes ciudades europeas, y muchos niños tuvieron que mendigar para encontrar un poco de comida. Una tarde, dos niños vestidos muy pobremente se colaron en una sala donde se anunciaba el Evangelio. Solo el predicador notó su presencia. Los niños se sentaron en el último banco y escucharon atentamente el comentario del pasaje de Isaías 55: “... los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche”.

Después de la reunión, los niños salieron tan discretamente como habían entrado, y el predicador quedó decepcionado por no haber podido hablarles. Pero cuando llegaba a su casa, sintió que alguien le tiraba de su chaqueta y oyó la voz de una niña que le suplicaba:

–Señor, por favor, deme un poco de lo que dijo, para llevarle a mi madre que está enferma.

–¿Darte qué, pequeña?

–Leche... No tenemos dinero, pero usted dijo: “los que no tienen dinero, venid”. Hemos traído una botella.

Esos niños habían tomado al pie de la letra una promesa de la Biblia que, como muchas otras, tiene un alcance espiritual. Pero Dios también responde a la fe sencilla de un niño. El predicador acompañó a los niños a su casa. Allí encontró a una madre muy enferma. Les dio la leche que había prometido y también pudo hablar de la salvación que se obtiene por medio del sacrificio de Jesucristo, salvación que ofrece gratuitamente a cada uno de nosotros, sin ningún mérito de nuestra parte.

Zacarías 7 - Apocalipsis 16 - Salmo 146:1-7 - Proverbios 30:18-20