La Buena Semilla: jueves 24 agosto
jueves
24
agosto
Muy limpio eres de ojos para ver el mal, ni puedes ver el agravio; ¿por qué ves a los menospreciadores, y callas cuando destruye el impío al más justo que él?
Habacuc 1:13
Oíd, y vivirá vuestra alma.
Isaías 55:3
Dios no se calla

Cuando ocurren hechos dramáticos, a veces oímos decir: «¿Cómo puede Dios callar mientras suceden tantas cosas horribles en la tierra?».

Dios no es visible para el ojo humano (Juan 1:18), pero, ¿cómo podemos decir que no habla, que no se manifiesta? Toda la naturaleza expresa su poder eterno y su divinidad (Romanos 1:20), los cielos (el cosmos o el universo) cuentan la gloria de Dios (Salmo 19:1). La Biblia es la auténtica Palabra de Dios. Nos habló por los profetas del Antiguo Testamento y más tarde lo hizo a través de Jesucristo.

La Biblia se dirige a los hombres tales como son, es decir, todos pecadores e incapaces de estar ante su gloria (Romanos 3:23). ¿Cuál es su mensaje? “Venid luego, dice el Señor, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos” (Isaías 1:18). Dios no permaneció indiferente a nuestro estado de pecadores perdidos, sino que envió a su Hijo Jesús para que sufriese en nuestro lugar el juicio que merecíamos. Jesús mismo declara a cada uno de nosotros: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” (Mateo 11:28).

Dios no se calla, sino que se dirige a usted con bondad mediante su Palabra, la Biblia: “Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación” (Hebreos 3:15). Dios le ama y le habla: ¿Le hablaría en vano?

“Sin embargo, en una o en dos maneras habla Dios; pero el hombre no entiende” (Job 33:14).

2 Crónicas 9 - 1 Corintios 2 - Salmo 99:1-5 - Proverbios 22:1-2