La Buena Semilla: sábado 31 diciembre
sábado
31
diciembre
Sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien.
Romanos 8:28
Sabemos que cuando él (Jesucristo) se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.
1 Juan 3:2
Certezas

No puedo probarle la existencia de Dios, ni decirle cómo se me reveló, pero “una cosa sé, que habiendo yo sido ciego, ahora veo” (Juan 9:25).

A veces me parece que el futuro es sombrío y que cada vez es más difícil vivir como cristiano en este mundo donde no se honra a Dios, pero “con todo yo también sé que les irá bien a los que a Dios temen, los que temen ante su presencia” (Eclesiastés 8:12).

Estoy triste porque algunos de mis seres queridos han seguido un mal camino, pero oro por ellos y por todos los que amo, porque sé que Dios “quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Timoteo 2:4).

Veo que poco a poco mis amigos se van yendo, y a veces el pensamiento de la muerte me oprime, pero “yo sé que mi Redentor vive, y al fin se levantará sobre el polvo... y mis ojos lo verán, y no otro” (Job 19:25, 27).

El año se termina hoy: ¿Qué será para mí mañana, los días venideros, el año que viene? “En ti he confiado; hazme saber el camino por donde ande, porque a ti he elevado mi alma” (Salmo 143:8). “Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca” (Santiago 5:8). Y si usted aún no tiene la vida eterna, recuerde: “He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación” (2 Corintios 6:2).

Jueces 21 - Apocalipsis 22 - Salmo 150 - Proverbios 31:25-31