La Buena Semilla: miércoles 14 diciembre
miércoles
14
diciembre
Fíate del Señor de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia.
Proverbios 3:5
No os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis.
1 Pedro 3:14
El miedo y la paz

Títulos como: «Apocalypse now», «El fin del mundo», son el reflejo de muchos miedos de nuestros contemporáneos. El mundo actual aumenta las precauciones, sin embargo las diferentes razones para tener miedo se multiplican: terrorismo, pandemias mundiales, cáncer, desempleo, guerra, contaminación radioactiva, fin del mundo...

El fin del mundo llegará un día, pero la realidad inmediata es que todo hombre comparecerá ante el Dios santo para ser juzgado. Ante este plazo de tiempo inevitable, ¿cómo hallar la paz? Todos los que creen que la sangre de Cristo los purificó de sus pecados pueden vivir confiados.

Sin embargo el creyente, ante las circunstancias adversas de la vida, podría estar sumido en el miedo. Por ello Jesús le repite en los evangelios: “No temas”. No olvidemos que nuestro Padre nos ama, que es todopoderoso y conduce todo para el bien de los que lo aman (Romanos 8:28). Retengamos esta promesa divina, dejemos a un lado nuestros miedos y confiemos realmente en el Señor. Escuchemos, por ejemplo, las palabras de amor que Jesús dirigió a Jairo, aquel hombre agobiado por el estado de su hija que parecía muerta: “No temas; cree solamente, y será salva” (Lucas 8:50).

Muchas veces el Señor nos ha dicho: “No temas”. ¿Lo hemos escuchado? David experimentó esta paz que da la fe en la bondad de Dios: “El Señor es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? El Señor es la fortaleza de mi vida” (Salmo 27:1).

Jueces 6:22-40 - Apocalipsis 7 - Salmo 141:5-10 - Proverbios 29:24-25